domingo, 11 de marzo de 2012

Triunfadores

El peor insulto que se le puede dirigir a alguien en EEUU es “perdedor”. Lo escuché el otro día en la radio. Es cierto. En esta vida hay que ser un triunfador, no nos queda otra. Hay que seguir al triunfador, copiarle, intentar ser algún día como él, enfocar todo nuestro esfuerzo a captar algo de esa esencia de triunfador, a barnizar nuestro espíritu con esa pátina dorada que supone el triunfo. Es cierto, tienen razón los americanos. Perdedor es la peor cosa que puede ser una persona. Hay que ser triunfador.
La clave está, por supuesto, en lo que signifique para cada uno la palabra “triunfador”.
Porque para mí, triunfadores no son precisamente los que aparecen en la imagen que encabeza esta entrada. No, ni mucho menos. La he puesto ahí para despistar. Porque para mí, por ejemplo, triunfador es Vicente Ferrer, que dedicó su vida a mejorar la de los más desfavorecidos. Triunfadores son todos los que viven y dejan vivir, los que no ven el mundo como una jungla, sino como un lugar en el que hay sitio para todos. Los que anteponen su ética, sus valores y sus principios, a la mezquina codicia estúpida que no lleva a ningún lado. Los que se fijan en el que tienen al lado y tratan de hacer su vida cada día un poco más agradable. Esos son los auténticos triunfadores, y no los vais a encontrar en “Forbes”, ni en “Hola”, ni en “Gran Hermano”, ni tan siquiera en el “Pronto”, porque son personas que triunfan en el anonimato, y es muy difícil llegar a ellas a menos que estés dispuesto a descubrirlas.
Triunfador es MP, compañero de colegio recuperado, emprendedor y amante de su familia, que va a montar un tinglado en Colombia echándole un par de narices con los tiempos que corren. Triunfadores son también AO, RN, AM y algunos otros, compañeros de colegio recuperados, con criterio e inquietudes, artistas, buenas personas y amigos de sus amigos. Triunfadora es MC, ex compañera de empresa que siempre tenía una palabra amable y un rato para dedicarte si tenías algún problema, que salió de la empresa por culpa de esta puñetera crisis y al poco tiempo tuvo que enfrentarse al fallecimiento de su madre, y aún así, el día que la vi, me dedico la sonrisa de siempre y paseaba entre sus familiares para infundirles parte de su gran fuerza. Triunfadora es PF, que te recibe con una sonrisa cuando te mereces y con un palo a punto cuando te ve renquear, pero siempre con la palabra adecuada. Triunfadores son todos los zumbad@s del grupo “AMQL”, de FB, que te reciben con una sonrisa y mantienen una alegría difícil de encontrar hoy en día, que ríen cuando hay que reír y lloran cuando hay que llorar. Triunfadores son MZ y M, que han superado una prueba difícil con coraje y sin perder la alegría, con inquietudes escritoras por parte de MZ que te ponen el corazón en un puño. Triunfadora es PG, que te despierta cada mañana con un desayuno y un jugoso apunte cultural que te alegra el día. Triunfador es JCM, de Burgos, que a pesar de quedarse en paro hace tiempo, ha afrontado el problema con valentía, reciclándose y haciendo cursos que le puedan ayudar en el futuro mientras saca adelante a su familia con la ayuda de A, otra triunfadora ante la que hay que quitarse el sombrero. Triunfador es JLJ, que a sus 84 años está disfrutando como un niño con zapatos nuevos de un ordenador que funciona casi a pedales, metiendo todas sus memorias que algún día nos sorprenderán a todos. Triunfadores son C y P, luchadores y encantadores a pesar de la esclerosis múltiple que aqueja a P desde tiempo inmemorial (gran amante del buen jazz, por cierto). Triunfadora es LC, gran curiosa e inoculadora de ese vicio por conocer siempre cosas que nos afecta a toda la familia. Triunfadora es LJ, excelente persona, con un corazón más grande que ella, siempre alegre, siempre atenta, siempre dispuesta a dejarse la piel por la familia. Triunfador es JLJ, que a pesar de ser ejecutivo en una gran compañía antepone el bienestar de sus empleados al suyo, que se está dejando la piel para conservar a su plantilla. Triunfadora es BM, gran escritora y mejor persona, que pasó por una dura prueba hace un tiempo al perder al sostén de su vida, su marido, y sin embargo siguió adelante y está pronta a convertirse en una gran referencia de la literatura. Triunfadora es MJ, que con la carga familiar que tiene, el trabajo y todo lo demás, conserva intacta la ilusión por la escritura, cosa que cada vez domina mejor, y que tiene un magnífico blog cuya última entrada, "Duelo de titanes", merece ser visitada. Triunfadora es ME, que desde su más íntimo ser ha escrito un monumental homenaje a la vida y a la obra de su padre, alcarreño de alma, que nos dejó también. Triunfadora es M, la chica que conduce el primer autobús del día de la línea 120, el que cogen los rostros grises y apagados que se alegran cuando ella te saluda, día tras día, esté como esté su estado de ánimo, con ese “!!Buenos días!!" Cantado, y esa sonrisa luminosa, que se te mete en el alma y te convierte en buena persona para todo el día. Triunfador es JS, médico de planta en un hospital de niños, que salta de alegría cuando uno de ellos se ríe, y se tiene que ir a llorar a un rincón cuando alguno está triste.
Y triunfadora, por supuesto, es ella, Pilar, la más triunfadora de todas, a la que tres días antes de irse, me la encontré sentada al borde de la cama de una paciente joven a la que le habían hecho una liposucción, que se había sumido en una depresión. Pilar había tomado las manos de ella entre las suyas, y le decía “te vas a poner bien, ya lo verás, eso no es nada”, decía ella, ya lo veis. Pilar, fuerte, con una fortaleza que a veces daba miedo, viajera, curiosa, con criterio, alegre, siempre con una palabra amable, siempre empeñada en alegrar la vida de los que tenía alrededor, inteligente, soberbia como madre y como esposa, soberbia como persona, soberbia como alma. Pilar, cuyo lema era “mientras haya música, yo bailaré”, y que estuvo bailando hasta el último momento y, lo que es más de agradecer, sigue bailando ahora esté dónde esté, nos hizo bailar a todos, y nos hace seguir bailando día a día.
A ella, a los que nombro en esta entrada, y a otros muchos triunfadores que se me quedan en el tintero por motivos de espacio, es a los que yo sigo. Esas vidas son las que me importan, esas vidas son las que me sirven de experiencia, esas vidas son, en definitiva, las que me hacen descubrir las cosas realmente importantes de la vida, las que me hacen vivir, que es de lo que se trata.
Que cada uno mire a su alrededor, pero no en las revistas, ni en los programas del corazón, ni en los reality shows (¡!sobre todo en los reality shows, por Dios!!), ni en el cine, ni en nada de eso. Eso no son más que accesorios para el entretenimiento. No, no miréis ahí. Mirad alrededor, en vuestra casa, en vuestro entorno, en vuestro trabajo. De vez en cuando, mirad a esa cajera, a ese cartero, a ese barrendero con el que os cruzáis todos los días y del que no sabéis nada.
Seguro que encontráis, a poco que os fijéis, muchos triunfadores en los que fijaros.

22 comentarios:

Miguel Angel Zambrano dijo...

joer tio, me has puesto los pelos de punta y,cómo no, me has hecho llorar, ya estoy con el moquero, muchas gracias por la mención que has hecho de nosotros y de todas las personas que has mencionado, gente que lucha día a día por salir adelante con fuerza y con alegría. Y sobre todo, muchas gracias por enseñarnos el coraje y la fuerza que se te adivina en cada una de tus palabras, luchando por esa perdida irreparable que sufriste, de una mujer cuyo lema en la vida, debía de ser el de todos nosotros, y que me ha encantado,"MIENTRAS HAYA MÚSICA, YO BAILARÉ".

FELIX JAIME dijo...

Gracias, amigo. De eso se trata. Vosotros también habéis pasado lo vuestro, y gracias a Dios todo ha ido muy bien. Dale un fuerte beso a Mamen de mi parte, y otro a los cabroncetes, jajajaja. Un fuerte abrazo para ti.

FELIX JAIME dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mayte Esteban dijo...

Me ha encantado, Félix. He escrito y he borrado cinco veces porque no acierto con las palabras que definan lo que me transmite este texto. Me quito el sombrero.

Un beso.

Jane Austen dijo...

Preciosa entrada...!!!
Me recuerda a una que escribí hace algún tiempo en mi blog (salvo que la tuya esta mucho mejor escrita... jajajajaja) Gracias por recordarnos que los triunfadores no son aquellos que la sociedad quiere hacernos creer.
Gracias por hacernos ver que los héroes no son los que llevan capa, si no los que de forma anónima hacen de nuestra vida un regalo maravilloso.
Tus palabras llegan al corazón de quien las lee.

Un fuerte abrazo.

Isa Olmo

Blanca Miosi dijo...

Esta vez sí que hiciste gala de tus sentimientos, Félix. Ya también de tu buena memoria. Estoy segura de que muchos conoceos a muchos triunfadores sin saberlo, y tu entrada me ha hecho reflexionar de lo indiferentes que somos ante los demás, excepto cuando se trata de personas muy cercanas y no debería ser así.
Me ha gustad mucho este artículo, gracias por acordarte de mí, que en ese maremágnum de iniciales me parece haberme visto, y todo mi afecto para ti, amigo y por los recuerdos que nos ha dejado Pilar, pues también los compartiste con nosotros en tu "Veinte años no es nada" don empecé a conocerla.

Besos,
Blanca

FELIX JAIME dijo...

Gracias a ti, Isa. resulta tan sencillo descubrir las cosas que realmente tienen importancia. Tú también eres triunfadora, y con triunfito al que enseñar a vivir. Cuídate y cuídale mucho, Isa. Un beso.

Mayte Esteban dijo...

El comentario eliminado es mío!!!!!!! Ya me parecía que esto había hecho algo raro. ¡Con lo que me ha costado escribirlo! Sólo te quería decir que me ha encantado el enfoque de tu entrada. Siempre es un placer leerte, Félix.

Un beso

FELIX JAIME dijo...

El blogger es imprevisible, Mayte. A mí si me aparecen los dos comentarios tuyos. Gracias por tus palabras.

FELIX JAIME dijo...

!!Blanca!! Claro que estás ahí, y en un lugar destacado. Tú has sido uno de los motores que me han llevado a escribir esta entrada. Triunfadora con mayúsculas, por cómo escribes y por cómo eres, y por estar superando día a día esa gran pérdida que tuviste con Henry. Gracias por tus palabras sobre Pilar. Aquel blog, que retomaré algún día, tenía razón de ser en gran parte gracias a tus comentarios. Gracias por estar ahí y por ser como eres.

Mjesus dijo...

Hola Félix. ¡Es imperdonable! se te ha olvidado unas iniciales; FJ. Una gran persona que, a pesar de las dificultades, de las trabas y los impedimentos de la vida, se ha ganado a pulso el derecho de Triunfador. ¡Vas a triunfar y todos estaremos ahí para verlo!
Me llena de orgullo pertenecer a ese gran círculo de amigos tuyos.
Saludos

Iván Hernández dijo...

Plas, plas, plas! :-D

Iván Hernández dijo...

Plas, plas, plas! :-D

mamen matamoros dijo...

Triunfador eres TÚ.Has sido todo un descubrimiento para nosotros como persona en primer lugar y como escritor de buenos sentimientos.Admiro a todos los triunfadores anónimos sus triunfos me dan fuerza.Gracias amigo ,gracias Pilar seguiremos bailando.

FELIX JAIME dijo...

MJesús, yo no cuento. No sería como soy de no ser por haber conocido a personas como vosotros.

Gracias por los aplausos, Iván. No se merecen. Es fácil reconocer lo que tienes alreddor cuando te molestas un poco en descubrirlo.

De eso se trata, Mamen, de sacar cada día de lo que te rodea la fuerza para seguir bailando, y lo que te rodea son las personas que te quieren. Besos.

ROMÁN dijo...

Me ha traído hasta aquí el facebook de Mayte y se lo tengo que agradecer: Me quedo con tus iniciales, en mayúsculas. No digo que no haya gente de las que conocemos todas las letras de su nombre, incluso sus caras, que merezcan la pena, pero hay tantas iniciales con mayúsculas a nuestro alrededor a las que no prestamos atención... Con tu permiso me quedo por aquí y, en cuanto tenga un poco de tiempo, ojeo tu sitio.
¡Un abrazo!

Beg dijo...

Aprender a valorar lo realmente importante de nuestras vidas no es tarea facil, al contrario, cada día nos lo ponen mas dificil. Esta entrada es una auténtica clase magistral de lo que realmente debemos aprender a valorar.Sin duda debería ser asignatura obligatoria en la enseñanza de nuestros hijos. Te añado a mi lista de triunfadores y me enorgullezco de tenerte entre mis amigos.

FELIX JAIME dijo...

Román, gracias por tus palabras, y bienvenido. Tienes razón, es una cuestión de atención, de fijarse en las personas que tenemos alrededor. Bienvenido, por supuesto. Entra y ponte cómodo. Estás en tu casa.

Gracias, Beg. Es complicado educar en valores en una sociedad como la nuestra, pero puede hacerse, y de hehco hay mucha gente qie se preocupa de este tema y logra transmitir, a pesar de las absurdas consignas de los estamentos correspondientes. Igualmente encantado estoy yo de tenerte a ti como amiga.

Jordi Díez dijo...

Totalmente de acuerdo con tus palabras. No se puede definir mejor. Un abrazo, amigo.

laura dijo...

Hola Félix, me ha pasado Samuel ( compañero de polidepiortivo en Sta Eufenia" de tu hermana ...q contactos nos traemos jajaj)tu blog y me está gustando mucho.
te envío el mío del Taller ("Espacio de Creación" donde pintamos...pero sobre todo vivimos cada día como único) y si te parece bien nos incluímos ¿?
un abrazo y sigue con el blog q está 10
laura ( soy la madre de su primera hija Candela)
un beso
www.espaciodecreacionmadrid.blogspot.com

mientrasleo dijo...

Una entrada muy emotiva la de hoy, Félix. Como siempre un maestro a la hora de encontrar las palabras adecuadas para descubrirnos a los anónimos.
Besos

FELIX JAIME dijo...

Jordi, muchas gracias. Un abrazo para ti también, amigo.

Hola, Laura. Qué casualidades de la vida, jajaja. Encantado de incluir tu blog en el mío. Creo que te gustarán otros blogs que sigo de pintura, el de Juan Valdivia y el de Carmen Jiménez, que puedes encontrar en la lista de blogs que sigo. Encantado por tu visita, estás en tu casa.

Muchas gracias, Mientrasleo, me alegro de que te guste. No soy ningún maestro, pero me gusta fijarme en las personas que tengo a mi alrededor, y de todas y cada una de ellas se puede sacar alguna enseñanza.